Proceso de revisión

El proceso de revisión de los manuscritos consta de dos fases. La primera es realizada por el equipo editorial en un plazo máximo de 3 meses, los artículos son evaluados en orden de recepción. Esta fase comprende la revisión de aspectos formales (formato, referencias bibliográficas, detección de plagio) y el ajuste del artículo a los criterios explicitados en enfoque y alcance. En esta fase se puede rechazar el artículo, solicitar modificaciones o enviarlo directamente a revisión externa. El resultado de esta evaluación le será notificado al autor de correspondencia a través de la plataforma digital de la revista.

En la segunda fase de evaluación, los manuscritos postulados a las secciones arbitradas son sometidos a evaluación por pares, mediante el sistema de doble ciego, donde se conserva el anonimato de las partes —autores y árbitros— . Los evaluadores son expertos en el área en que se inscribe el trabajo, nacionales o internacionales, y en su mayoría externos a la Facultad de Derecho de la Universidad Católica del Uruguay. El proceso de segunda fase insume un tiempo promedio de 6 meses.

En este tiempo cada artículo es enviado a dos especialistas en la materia correspondiente, quienes tienen un mes para presentar su informe. Los árbitros siguen las pautas del formulario de evaluación y podrán realizar aportes, sugerencias y recomendaciones en el propio manuscrito en formato de revisión. El evaluador puede: a) recomendar la publicación; b) recomendar la publicación previa realización de algún cambio debidamente observado; c) no recomendar la publicación del artículo, fundamentando su respuesta. 

Los artículos que posean dos evaluaciones negativas serán rechazados. El Equipo Editorial puede actuar de oficio y nombrar un tercer evaluador cuando dos informes sean opuestos, sin necesidad de aviso previo al autor.

Para los artículos que hayan tenido sugerencias en las evaluaciones, el editor científico las ordenará y remitirá a los autores para su incorporación en un plazo máximo de 20 días. De acuerdo con la naturaleza de las sugerencias, los árbitros pueden indicar que la nueva versión del trabajo requiere una nueva revisión para obtener la aceptación definitiva del artículo. Si los autores no estuvieran de acuerdo con lo observado por un evaluador, deben explicar sus razones al Equipo Editorial, quien evaluará la justificación y, si lo estima, podrá designar a un tercer árbitro para decidir el asunto. El editor científico es el responsable de la decisión final sobre la aceptación o el rechazo de los artículos. Esta decisión es definitiva.

Una vez que la versión final del artículo es aceptada para su publicación, el equipo técnico de la revista se encarga de la edición y diagramación del artículo y, de ser necesario, se comunica con los autores para realizar ajustes previos a su publicación.

La tasa de rechazo para el 2023 fue de 63 %.